Este es el rewe (espacio sagrado) del pueblo mapuche en Lafken Winkul Mapu. Está destrozado, también las rukas, sus casas. Después de un violento desalojo, de pasarse 8 meses en prisión domiciliaria injustamente, ayer recorrieron el territorio donde hasta el 6 de octubre de 2022 habitaban, y así lo encontraron.

“Estamos libres pero aún queda camino para que esto termine. No hay reparación para los graves daños que atentaron contra nuestras vidas y la de nuestrxs hijxs. Este ha sido sólo un paso en este largo y difícil camino. Necesitamos que nos acompañen hasta que el Estado cumpla con todo lo que prometió, hasta que dejen de perseguirnos y judicializarnos”, dijeron en un comunicado las mujeres mapuche recientemente excarcelado

REVISTA CITRICA

“YA SOMOS LIBRES”

Las mujeres mapuche que permanecieron 8 meses en presión domiciliaria lograron esta noche la excarcelación por las dos causas que pesan en su contra.

“Ya somos libres”, dice en un audio de WhatsApp Luciana Jaramillo, una de las presas mapuche que pasaron 8 meses detenidas, tras el violento desalojo de Lof Lafken Winkul Mapu en octubre de 2022.

El Tribunal Federal de General Roca notificó la excarcelación de Betiana Ayelén Colhuan, Martha Luciana Jaramillo y Romina Rosas, en virtud del acuerdo de conciliación al que han arribado con la Administración de Parques Nacionales.

Son libres, pero las despojaron de su territorio, les violaron sus derechos, le destuyeron su rewe (lugar espiritual. Las castigaron por ser mapuche y mantener en alto un reclamo legítimo y ancestral.

CAMINEN LIBRES COMPAÑERAS

Las compañeras mapuche firmaron su excarcelación para quedar libres junto a sus infancias. Después de meses de angustia, dolor y desprecio racista, la fuerza ancestral mapuche y el acompañamiento consiente, lograron que hoy caminen libres.

Están eran sus palabras minutos de firmar la documentación: “8 meses de injusta prisión, con montajes, con estigmatización, con todas violencias que el estado ejerció y demostró que puede ejercer. Nuestrxs hijxs aguantando estas violencias impuestas. 8 meses de silencios cómplices de burlas constantes, de negación y de provocaciones para demostrar poder. Pero en estos 8 meses también tuvimos la compañía de pu lamngen, de autoridades tradicionales de distintos territorios y de personas que van entendiendo que hay un sistema que atenta contra la vida de los pueblos y que pretende que nos vean como una amenaza, como seres de menor valor, como cuerpos desechables. Sin un embargo aquí estamos, ahora firmando la libertad, que se consiguió gracias a la larga historia de nuestro pueblo que vez mas se propuso parlamentar, a la palabra, a la lucha y la organización. A toda la gente que se movilizó y respondió a nuestro llamado. Mañum kom pu che! Que la defensa de los territorios sea un camino colectivo, que este es el tiempo. Basta de violencias racistas! Basta de matar los territorios, por el retorno a nuestro rewe y por el resguardo de todos los territorios de los extractivismos”

No nos olvidamos del operativo militar criminal contra la comnidad Lof Lafken Winkul Mapu, ni tampoco que todavia hay miembros de la comunidad perseguidos y cazados por un estado empeñado en defender el negocio amigo y el peor odio fascista. No nos vamos a olvidar que el Frente de Todos avaló el operativo represivo contra infancias indefensas, el secuestro de mujeres y que una de ellas tuvo que parir en cautiverio. De eso no nos vamos a olvidar. Mientras tanto, caminen libres compañeras.

#MatanzaViva

Puede ser una imagen de 5 personas, personas estudiando, libro, diario y texto

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *