El relato y mensaje de Enzo Brizuela, de la Asamblea El Algarrobo, en huelga de hambre tras ser detenido junto a Aldo Flores el lunes 30 de mayo por oponerse al proyecto megaminero MARA-Agua Rica en Andalgalá (Catamarca).

«Me han confirmado la detención, a pesar de que pedimos la nulidad porque me habían asignado como abogado defensor al abogado de la persona denunciante. Estoy determinado a continuar la huelga de hambre seca que inicié y la sostendré hasta que cese la persecución ideológica. Hasta que me liberen no solo a mí, sino también a nuestro cerro», remarcó.

«Al dirigirme al control en el hospital de Andalgalá, la doctora Viviana Passarelli primero se negó a tomarme la presión, con el argumento de que tengo solo 33 años y que probablemente no tenga ningún problema. ‘Como todos los de tu grupito, los que quieren ver a Andalgalá empobrecida, ustedes no tienen problemas, así que no me haga el pobrecito’, me dijo y se negó a revisarme. Así que pedí el cambio de médico, y me fue negado

Esta doctora, que ya tiene denuncias acumuladas por discriminación, por no querer atender a mucha gente, o maltratar incluso a sus colegas, es la misma que se negó a constatar el estado de salud de los compañeros heridos por la policía durante la represión al pueblo de Choya.

Es la misma persona a la que se le impugnó un informe médico el año pasado, cuando no quiso dar cuenta de las lesiones que había sufrido otra compañera de la Asamblea El Algarrobo, detenida injustamente y maltratada por personal policial, denuncia que aún está en curso.

Es decir, no solo es negligente, e incumple su juramento hipocrático, sino que ya directamente nos está quitando el derecho a la salud pública, y a un trato digno, no solo a mi, sino a todas las personas, que como yo, queremos ver a Andalgalá libre de megaminería.

Estoy determinado a continuar la huelga de hambre seca que inicié y la sostendré hasta que cese la persecución ideológica. Hasta que me liberen no solo a mi, sino también a nuestro cerro. Aquí no se rinde nadie ¡Sigo defendiendo la vida y el agua de mi pueblo!», remarcó Enzo Brizuela.

Fuente: Revista Cítrica

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *