La Justicia porteña condenó a un hombre a 2 años y 6 meses de prisión en suspenso por el delito de «insolvencia alimentaria fraudulenta», al ocultar su verdadero patrimonio para evitar la fijación de la cuota correspondiente a la manutención de su hijo. De acuerdo al fallo, por el plazo de 3 años, el imputado no podrá acercarse a la denunciante y deberá realizar capacitaciones en materia de género y crianza responsable, además de tareas comunitarias.

La titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 21, Cristina Lara, estableció en la sentencia condenatoria que las maniobras evasivas para esconder el patrimonio y los ingresos son «una de las formas que adquiere la violencia de género: violencia económica».

Durante el juicio, la fiscalía porteña Nº 28, a cargo de Martín Perel, señaló que el imputado actuó con malicia, con la finalidad de eludir sus obligaciones alimentarias respecto de su hijo, desde aproximadamente el 2014.

El Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal (MPF) porteño determinó que el hombre, en realidad, cuenta con una importante cantidad de recursos económicos, pero que traspasó gran parte de su patrimonio a su otra hija y a otras personas para evitar fijar el pago de los deberes alimentarios de su hijo, e impedir que la madre obtenga la cuota alimentaria acorde a su fortuna.

De acuerdo al fallo, el hombre fue condenado a la pena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso. Además, durante 3 años tendrá prohibido el contacto y acercamiento con la denunciante, deberá realizar un taller de género y violencia intrafamiliar y otro de vínculos saludables y crianza responsable, y ejecutar 120 horas de trabajos comunitarios, entre otras obligaciones.

Fuente: P12

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *