Ayer se conoció el veredicto en el jury que se llevó a cabo contra el juez  penal Rodolfo Mingarini, en la provincia de Santa Fe, quien fue enjuiciado por mal desempeño en 11 casos de delitos sexuales por falta de perspectiva género sobre las víctimas.

En uno de los casos le otorgó la libertad a un abusador porque había utilizado preservativo al cometer el delito. El mencionado fallo fue luego revocado por el Tribunal de Alzada, cuando el camarista Gentile Bersano revisó lo resuelto por Mingarini y destacó que efectivamente existían «indicios suficientes» para considerar, en esa instancia judicial, que «la mujer fue objeto de una agresión sexual», por lo que correspondía concluir que existían «elementos de convicción para sostener la probable existencia del hecho y la autoría del imputado», que implicó la inmediata detención del agresor.

En otro de los casos en dónde el juez actuó sin perspectiva de género fue cuando votó por una pena menor a un acusado de violar a una niña desde los 7 hasta los 13 años, y en esa ocasión argumentó que el daño psicológico «estaba siendo reparado».  En otro fallo tuvo en cuenta que la fuerza que utilizó un hombre para violar a sus nietas fue “mínima” y que cuando se conoció el hecho se fue de la casa por su propia voluntad.

La acusación contra Mingarini estuvo a cargo del procurador General, Jorge Barraguirre, quien pidió su destitución.

La decisión por unanimidad fue tomada por los jueces de la Corte Suprema de Santa Fe Roberto Falistocco, Daniel Erbetta, María Angélica Gastaldi, Julio Gutiérrez, Mario Netri y Eduardo Spuler, el diputado provincial Maximiliano Pullaro, el senador Armando Traferri y los abogados Héctor Ferrero y Julio Pagano.

«Es la última parte de un proceso que empezó el 3 de junio del año pasado cuando se conoció que Migarini en una decisión judicial, dejó en libertad a un imputado de abuso sexual con acceso carnal con el argumento de que él no entendía cómo había usado el preservativo en medio de un abuso. Esta serie de injusticias de Mingarini no solo impactaron en nuestra provincia sino también a nivel nacional y en otros países del mundo. Desde la Mesa Ni Una Menos de Santa Fe junto con la Multisectorial de Mujeres y la Asociación Civil Palabras decidimos denunciar a Mingarini. Esta lucha por una Justicia Feminista es un hito importante en la historia del movimiento Ni Una Menos de Santa Fe. Las mujeres, los niños, las niñas y los adolescentes seguimos corriendo peligro en la provincia y en el país» manifestaron desde Ni Una Menos Santa Fe.

«Hoy conseguimos la destitución de un juez que promovía la cultura de la violación con ignorancia manifiesta del derecho. Este es un paso más hacia la justicia que las mujeres reclamamos y la sociedad toda merece. ¡No descansaremos!. Juntas somos poderosas » agregaron.

La destitución del juez implica que no podrá volver a ocupar cargos en el Poder Judicial y el veredicto no es apelable.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *