«La plaza va a ser la que frene a Milei». Las palabras optimistas son del ministro de Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis, quien convocó a la vigilia frente al Congreso en rechazo a la Ley Bases. De la iniciativa también participaron dirigentes y funcionarios junto a un centenares de militantes y autoconvocados que se acercaron hasta el lugar. «Es un momento crucial, se puede redefinir la historia argentina«, expresó a Página/12 el ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés «Cuervo» Larroque.

Pese a la decisión del oficialismo, de no iluminar la Plaza del Congreso para evitar que tuviera visibilidad, ayer comenzó la vigilia en rechazo a las reformas impulsadas por Javier Milei. A partir de las 19 comenzaron a llegar las primeras personas. Una de las banderas colgadas en la reja de la plaza fue la de los Monotributistas Asociados de la República Argentina (MARA), en rechazo “al aumento del 67 por ciento del monotributo social”, una de las medidas contempladas en el proyecto del oficialismo que afecta a uno de los sectores más desprotegidos de la estructura laboral argentina.

Estoy acá para apoyar a los jubilados, al trabajador, a la clase media. Hay que hacer algo”, afirmó Graciela, una jubilada que se acercó hasta el centro porteño. “A los senadores les diría que tengan honestidad, transparencia y que piensen en el pueblo”, agregó. Luis, otro de los jubilados presentes, afirmó que se trasladó hasta el Congreso para “defender la democracia”. “No se puede creer que los senadores todavía están dudando”, completó. Facundo, estudiante de la Universidad de San Martín, planteó que “es un proyecto de ley dañino para el conjunto de la sociedad”, y remarcó que las políticas del Gobierno “beneficia a un grupo muy chiquito de la sociedad”.

En el marco de la vigilia, se realizó una radio abierta conducida por los periodistas Nicolás Mársico y Florencia Alcaraz, de la cual participaron, junto con Katopodis y Larroque, la jefa de asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez; el intendente de Mar Chiquita, Walter Wischnivetzky; y la exministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, entre otros.

En su intervención, el ministro Katopodis destacó la importancia de la movilización y aseguró que el oficialismo que no puede explicar las reformas porque son «oscuras”. Respecto a la escandalosa negociación del Ejecutivo nacional con la senadora neuquina Lucila Crexell, para conseguir su voto favorable a cambio de otorgarle la representación argentina ante la UNESCO, Katopodis dijo que “está muy mal para la Argentina y la democracia que se intenten sancionar leyes con toma y daca, con extorsión, con prácticas que pensamos que estaban totalmente erradicadas”.

Por su parte, Álvarez Rodríguez puso el foco en los perjuicios que afectarán a las mujeres en caso de aprobarse la iniciativa libertaria. “Con esta ley, 9 de cada 10 mujeres no van a poder jubilarse. Nos agregan años, porque sería a los 65, y como si fuera poco, nos sacan el 20 por ciento, es decir que solamente vamos a poder cobrar el 80 por ciento de la mìnima”, subrayó y sentenció: “Es de una crueldad terrible”.

La funcionaria también remarcó que la Ley Bases beneficia a las corporaciones y vulnera los derechos de las mayorías. «Nosotros tenemos la obligación, por mandato del voto popular, de defender con Axel (Kicillof) a todo el pueblo de la Provincia de Buenos Aires, y esta ley no tiene un solo capítulo, un solo renglón, que beneficie a los vecinos y vecinas de nuestros barrios», refirió.

Otro de los oradores fue el intendente Wischnivetzky, quien se refirió al contrato electoral de Milei y sostuvo que “la gente no votó el ajuste para el pueblo, para el trabajador”. “Acá hubo una estafa electoral, y la gente lo está percibiendo en carne propia. Creo que hay una toma de conciencia hoy de lo que fue esa promesa incumplida”, añadió.

En declaraciones a Página/12, el ministro Larroque afirmó que la de hoy será una jornada decisiva para el futuro del país. “Es un momento crucial, se puede redefinir la historia argentina, la configuración del país tal cual como lo conocemos”, consideró. El funcionario bonaerense rechazó la ley que “le da potestades excesivas al Presidente, y que también habilita cuestiones muy sensibles como lo referido a las privatizaciones, el patrimonio nacional, el RIGI y tantos derechos que se pueden atacar a partir de la sanción”. También sostuvo que es fundamental la movilización para que «los senadores estén a la altura de las circunstancias, y que evitemos esto que puede ser una tragedia”..

En cuanto a la presentación realizada por el Gobierno bonaerense en el Ministerio de Economía de la Nación y a las negociaciones con Casa Rosada para lograr la restitución de los fondos adeudados, Larroque indicó que “siempre tiene que haber expectativas positivas respecto a que el Presidente puede reaccionar, dejar de atacar a la Provincia de Buenos Aires y a todas las provincias”. Por último, pidió que “se ajuste a derecho y que cumpla con las transferencias que le corresponden a la provincia porque la situación ya, a esta altura, no solo es muy compleja sino acuciante”.

Fuente: P12

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *