La minería sigue siendo una actividad rechazada por amplios sectores de la población de Chubut. Más de 2.000 personas marcharon ayer por las calles de Rawson repudiando los proyectos de zonificación. Ante la avanzada del lobby prominero que se apoya en diversos medios de comunicación, la falta de licencia social fue contundente con la movilización valletana.

Centenares de personas se dieron cita en la plaza de Rawson bajo la consigna “Sí a la vida y no a la megaminería”; arribaban con sus pancartas y banderas desde Comodoro Rivadavia, Trevelin, Esquel, El Hoyo, Paso de Indios, Las Plumas, Dolavon, Gaiman, Trelew, Puerto Pirámides, Puerto Madryn, entre otras localidades.

La concentración impulsada por la Unión de Asambleas Ciudadanas del Chubut se propuso expresar su rechazo a la minería en las inmediaciones de la Legislatura provincial, donde los diputados intentan avanzar -presionados por el mismísimo presidente Mauricio Macri- con las audiencias públicas “no vinculantes” que terminen habilitando la explotación minera a través de la sanción de la zonificación.

Antes de comenzar la marcha, los manifestantes se enteraron que en el Congreso de delegados de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECh), la congresal por la Lista Lila de la región Noreste, que comprende a Puerto Madryn y Puerto Pirámides, Liliana Arroyo, mocionó la realización de un paro ambiental contra el avance del lobby minero y para enfrentar las políticas de ajuste del gobierno nacional de Mauricio Macri y provincial de Mariano Arcioni.

De los centenares de movilizados se pasó a miles, y la columna se encaminó por las calles de Rawson pasando por la Casa de Gobierno de Fontana 50, para recordarle al gobernador que existe una ley que prohíbe la minería, y luego se dirigieron a la Legislatura para manifestarles a los diputados provinciales que no sancionen la zonificación porque en Chubut “no hay licencia social”.

En el acto principal se denunció el “doble discurso” del gobernador Arcioni, por sus ambigüedades y cambios de posición entorno del tema minero, y se cuestionaron duramente las charlas que se vienen realizando en la provincia para intentar convencer a una porción de la sociedad.

La jornada concluyó con un festival musical que se extendió hasta altas horas de la noche, incluyendo un acampe y una vigilia en la Legislatura ante la posibilidad que hoy pueda intentar avanzarse con alguno de los proyectos promineros que están en danza, aunque hay versiones que los diputados no intentarían legislar hoy sobre el particular.

Ante tamaña movilización, la mayoría de los medios de comunicación chubutenses ignoró lo sucedido y no dedicaron al tema una sola línea en sus páginas de papel o portales de internet. Algunos de ellos no solamente se han sumado al lobby prominero dedicándole enormes espacios y horas de radio y televisión, sino que ahora también han decidido ignorar una parte importante de la lo que sucede en la realidad.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *