La época veraniega propone caminatas en la naturaleza, por lo que desde Parques Nacionales recordaron que los roedores son parte de la naturaleza y siempre han convivido con las personas, aquellos viven y visitan la región patagónica lo hacen en un lugar donde existen diferentes especies silvestres que, en algunos casos, pueden transmitir enfermedades como el Hantavirus.

Para evitar cualquier tipo de contagio de enfermedades, hay que tener en cuenta que en los paseos por los ambientes naturales las siguientes recomendaciones. 

  • No ingresar a construcciones, refugios de montaña abandonados, caballerizas, galpones, leñeras, ni dormir al aire libre, ya que estos sitios son posibles moradas de roedores, además de presentar mayor actividad por la noche. Por el mismo motivo, se recomienda acampar en las áreas habilitadas, en lugares alejados de pilas de leña, inmediaciones de basura o matas de mucha vegetación.
  • Utilizar carpas con piso y mantenerlas cerradas. 
  • Colocar la comida en recipientes herméticos y mantenerlos bien cerrados, para que no puedan ser mordidos por roedores.
  • Los residuos orgánicos (restos de verduras y frutas) debe guardarse en un recipiente cerrado para regresar con ella. No dejar utensilios sin lavar, o restos de comida.
  • Al retirarse, dejar limpio el lugar de acampe y llevarse los residuos siempre.

En caso de necesitar ingresar a un lugar cerrado, colocarse barbijo (N° 95/99/100), protección ocular y guantes, ventilarlo al menos 30 minutos antes de reingresar o permanecer en el interior.

Luego mojar el suelo con lavandina diluida en 9 partes de agua fría, por una parte de lavandina (esta dilución debe hacerse minutos antes de ser usada, ya que pasado los 40 minutos pierde su efecto), dejar actuar por 30 minutos y pasar un trapo húmedo para evitar dispersar partículas.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *