Pablo Moyano, 
cotitular de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, advirtió que la CGT va camino a la construcción de un “gran paro nacional” contra el gobierno.El sindicalista aseguró que este es el camino natural donde confluirán todos los reclamos de cada uno de los gremios. Además, advirtió que marzo será el mes más complicado y que “nadie quiere el 2001”. «Lamentablemente esto va a terminar mal», aseguró.

Moyano aseguró que “el camino es la lucha y la pelea». En medio de los ataques del gobierno a la clase trabajadora, el cotitular de la CGT afirmó que la central obrera «tomará las medidas que sean necesarias». «Puede ser una nueva movilización o un paro general, yo creo que vamos a la construcción de un gran paro nacional», adelantó el dirigente, que evitó poner una fecha, aunque reconoció que hay muchas organizaciones gremiales que reclaman la huelga general.

En declaraciones a la AM750, el referente de Camioneros destacó que, tras las críticas de una parte de la sociedad, la CGT reaccionó de manera rápida y salió, a los 15 días del Gobierno de Javier Milei, con una masiva movilización a Tribunales contra el megaDNU; y a las 45 con un primer paro nacional.

Ves lo que está pasando con este Gobierno y es lamentable. Insulta a los artistas, se mete con cosas que no tienen sentido cuando la gente la está pasando mal. Están viviendo otra realidad. Y esto termina con la gente en la calle defendiendo lo que tiene”, afirmó Moyano.

Y, de cara al futuro, añadió: “Marzo, lo dijo el Presidente, va a ser uno de los meses más duros. Estamos a una semana. Empiezan los colegios. Va a ser complicado. Se viene una ola de aumentos importantes”. “Yo creí que esté tipo (Milei) iba a venir un poco más civilizado de su encuentro con el Papa. Vino con la soberbia que lo caracteriza. Vamos a ver cómo termina. Esperemos. Nadie quiere el 2001, que se vaya antes. La violencia la ejerce el Gobierno con las medidas y las provocaciones permanentes. Ojalá que recapacite”, sostuvo.

Judicialización del DNU sobre las obras sociales

Además, habló sobre la postura de la CGT frente al DNU del Gobierno que desregula las obras sociales y afirmó que irán a la Justicia para frenar la medida. “Va a ser totalmente judicializado. Es por ley. No creo que pueda avanzar mucho con este tema. Más allá de las exigencias que puedan tener las obras sociales, es un único sistema solidario”.

«Cuando un laburante tiene un problema lo resuelve la obra social. Al final, se van a colapsar los hospitales públicos. ¿Quién va a pagar una prepaga? Son medidas que van en contra de los laburantes, no de los dirigentes. Es para perjudicar al hombre de trabajo”.

La unidad del peronismo

Para la lucha en la calle, además, dijo que es indispensable la unidad de todo el peronismo. Y para evitar que, dentro de cuatro años, pueda volver a aparecer otro outsider que termine de destruir todo lo que este Gobierno no pudo.

“No podemos seguir especulando. La gente la está pasando recontra mal. Hay una necesidad de unidad. El peronismo tiene que volver a ser una alternativa de nuevo. No podemos seguir en esto. Está habiendo debates. Hay muchas charlas. Está bueno que se están hablando con muchos intendentes, gobernadores”, dijo.

A lo que añadió: “Yo no estoy todo el día en la oficina. Yo recorro los barrios. La gente te dice. Te pregunta qué pasa. Por supuesto que estamos en una situación delicada. Los comedores, nosotros bancamos a un montón, pero no bajan la comida. Todas las medidas son contra los que menos tienen”.

“¿Cómo no vas a llevar comida a los comedores? ¿Para qué estuviste con el Papa? ¿Para la foto? Lamentablemente, esto va a terminar mal. Muchos están pensando que el desgaste que ha tenido el presidente y toda la banda que dirige está haciendo que mucha gente lo que lo ha votado esté en desacuerdo”, finalizó.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *