En la noche del sábado, el intendente recorrió canales evacuadores, pluviales, sumideros y bocas de tormenta para comprobar su correcto funcionamiento durante la lluvia. Todas las áreas municipales operativas estarán en alerta por cualquier inconveniente. Habrá cuadrillas de supervisión permanente.

El intendente Juan Pablo Luque supervisó los trabajos preventivos debido al alerta por lluvia que brindó el Servicio Meteorológico Nacional. Las acciones comenzaron este viernes donde se intensificaron la limpieza de canales evacuadores, pluviales, sumideros y bocas de tormenta.

Las primeras precipitaciones en la tarde de este sábado llevaron a que el jefe comunal se reuniera con el área local de Defensa Civil para evaluar la situación. Luego convocó a su gabinete, funcionarios provinciales, Bomberos Voluntarios, Policía, la Sociedad Cooperativa Popular Limitada y Defensa Civil de Chubut para coordinar acciones en conjunto en pos de la seguridad de la comunidad.

En este sentido, el personal municipal con sus maquinarias recorrerá permanentemente pluviales y bocas de tormenta para asegurarse su normal funcionamiento.

El trabajo con las vecinales es fundamental en estas situaciones por lo que cualquier inconveniente funcionarán como un vínculo directo con el Municipio. Todos los teléfonos de guardia estarán abiertos a modo de alerta.

Hasta el momento no se han registrado inconvenientes y esto se debe a las medidas preventivas que tomaron desde las distintas áreas municipales. Por lo que desde el Municipio se brindó tranquilidad a los vecinos destacando que hay un equipo destinado a actuar ante cualquier eventualidad.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *