Hace unos días se conocieron algunos números de una encuesta realizada en Puerto Madryn. El trabajo fue encargado por “Cambiemos” a una reconocida profesional de la ciudad cuyas iniciales serían S. L.

El objetivo de la encuesta fue “medir” a distintos actores de la política madrynense. Lo primero que llamó la atención fue que entre esos potenciales aspirantes a suceder a Ricardo Sastre se incluyó al empresario de medios Hernán Egurza, propietario de Madryn TV.

La decisión no resulta descabellada si se considera la amistad de Egurza con el vicejefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, quien le habría pedido a su amigo del sur “meterse” en política y prometiéndole su apoyo.

Se filtraron, al menos en parte, las preferencias de los madrynenses según este trabajo. Sorprendió ver en primer lugar en intención de voto Carlos Eliceche y en segundo a Daniel Laudonio –fortalecido luego de su victoria como presidente del PRO Chubut. Gustavo Sastre, el candidato oficialista que aún no formalizó su candidatura, aparece detrás del antiguo dirigente peronista y del siempre deseoso Laudonio. Habrá que ver qué pasará cuando El Mellizo se decida a invertir en asesoramiento y posicionamiento público.

Dentro del oficialismo local ven con algo de preocupación los números modestos que cosecha por ahora Gustavo Sastre de cara a las próximas elecciones. Su hermano Ricardo sabe bien que no puede darse el lujo de perder el “bastión” de Puerto Madryn, por su propia supervivencia. Además, necesita que su gemelo le sume para dar pelea por la provincia, casi seguramente bajo el sello de una coalición con el macrismo.

El riesgo de aniquilación del ChuSoTo como fuerza política constituye un fuerte desafío para la estructura de poder que lidera el intendente. Imposibilitado de presentarse a una nueva reelección, solo le queda huir hacia arriba, y no parece dispuestoa asumir un retiro adelantado de la política.

Sin embargo, el intendente sabe perfectamente que cuenta con el apoyo de Frigerio en su carrera a gobernador. Apoyo que abrió una profunda grieta en Cambiemos entre los radicales y el PRO. Especialmente es Gustavo Menna, quien pretende ser el candidato de la casa Rosada cueste lo que cueste, quien ve sombras y traiciones por todas partes. Desde la Casa Rosada aseguran que el Ministro del Interior ya tiene su candidato y no quiere saber nada con que los radicales vuelvan a gobernar la provincia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *