La asunción de Javier Milei como presidente de Argentina abre las puertas a un período de mayor incertidumbre para una nación azotada por una crisis económica.

Al tomar posesión este domingo del máximo cargo de la nación argentina, el político de ultraderecha ha dibujado un escenario dantesco al señalar que la situación del país es “crítica y de emergencia”, y que ciertamente “empeorará en el corto plazo” a raíz de las acciones a implementar por el nuevo gobierno.

“La situación de Argentina es crítica y de emergencia. No tenemos alternativa y tampoco tenemos tiempo, no tenemos margen para discusiones estériles, nuestro país exige acción y una acción inmediata”, ha subrayado el jefe de Estado desde las escalinatas del Congreso (Parlamento).

“Sabemos que en el corto plazo la situación empeorará” ha señalado Milei al reconocer que las medidas de ajuste recaerán sobre el Estado y no sobre el sector privado, e impactarán negativamente en “actividad, empleo y salarios”.

“No hay alternativa al ajuste y al shock. Naturalmente, eso impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, la cantidad de pobres e indigentes. Habrá estanflación”, ha admitido el autoproclamado “economista libertario”, quien esbozó además amenazas contra la protesta social.

Partidario del negacionismo, la privatización y la dolarización de la economía, Javier Milei gobernará Argentina los próximos cuatro años tras imponerse al candidato peronista kirchnerista en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el 19 de noviembre último.

Riesgos de mayor devastación económica

El líder del partido La Libertad Avanza se ganó el respaldo de más de la mitad de los votantes con un discurso que prometió “dinamitar” el Banco Central y recortar el gasto público, entre otras propuestas de corte neoliberal.

Pero incluso antes de su triunfo en las urnas, un centenar de economistas de renombre advertían que su ascenso al poder “probablemente provocaría una mayor devastación económica y caos social en el país sudamericano”.

En una carta abierta publicada días antes de los cruciales comicios del 19 de noviembre, los expertos sugerían las altas probabilidades de que las eventuales medidas adoptadas por el hoy mandatario causaran más devastación a corto plazo.

Influyentes economistas como Thomas Piketty de Francia, Jayati Ghosh de La India, Branko Milanović de Serbia y Estados Unidos, y José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda de Colombia, sostienen en la misiva que las propuestas de Milei están “cargadas de riesgos que las hacen potencialmente muy perjudiciales para la economía argentina y su población”.

Durante su campaña electoral, el autodenominado anarcocapitalista utilizó una motosierra como símbolo de su deseo de recortar subsidios y reducir drásticamente el gasto estatal en programas sociales. También afirmó repetidamente que “los impuestos son un robo” y calificó los programas de “justicia social” que financian como una “aberración”.

Fuente: HispanTV

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *