Por Ernestina Arias

La Editorial Río Negro S.A., dueña del diario Río Negro, decidió el despido de cinco reporteros gráficos, tres trabajadores de administración, dos redactores fotográficos (que también eran corresponsales en el interior de las provincias de Río Negro y Neuquén), un cronista-editor y un jefe de diagramación, en su mayoría, trabajadores de mucha antigüedad.

El Sindicato de Prensa de Neuquén (SPN) repudió el accionar de la empresa periodística, y denunció que los despidos “se informaron verbalmente a trabajadorxs del Diario Río Negro, bajo el pretexto de una nueva etapa de la empresa en el desarrollo del periodismo digital. La empresa informó que el cese de lo que quedaba de las corresponsalías y de sus trabajadores de mayor antigüedad, fue por una reestructuración del 10% de su personal hacia la modernización por un modelo de gestión simplificada para fortalecer los cimientos para asegurar la sostenibilidad a largo plazo. Lo que no dice Río Negro, es que desde hace un año, incorporó a las tareas digitales a una cifra similar o mayor a la que hoy despide.”

Por su parte, en un comunicado de la asamblea de las y los trabajadores, enmarcados en el Sindicato de Prensa Alto Valle (SPAV), expresaron: “no somos un número, somos personas, detrás de cada trabajador despedido hay una familia que atraviesa momentos de incertidumbre y temor”. Y aseveraron que los despidos fueron “de forma violentasin preaviso y sin manifestar interés por la planificación laboral del resto de los compañeros afectados y sin respeto por la trayectoria”.

El periodista y dirigente sindical en el Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina (SiTraPren)Mariano Colombo, a través de sus redes sociales expresó su apoyo a les trabajadores mediante un hilo: “sobre empresarios que se amparan en una eterna crisis y variaciones que imponen las nuevas tecnologías para despedir mientras siguen llenándose de guita con la tuya y con la mía, mientras van poniendo y sacando candidatos y gobernantes cuando quieren; mientras te hablan de libertad de prensa o de expresión, independencia de poderes, república, corrupción, inseguridad, inflación y tanto más.”

Colombo puntualizó sobre nota de Recursos Humanos de la firma Editorial Río Negro S.A., que se viralizó y mediante la cual la empresa informó los despidos: “Otra ola de despidos, como hicieron antes de la pandemia. Empleados y empleadas con hasta 30 años de antigüedad en la empresa a la calle. El ‘proceso’, explicó la amable gente de RR.HH., había sido previamente informado a las áreas y personas involucradas. Buscando convencernos, RR.HH. señaló que todo es «parte del necesario reacomodamiento de la organización a las condiciones del contexto y de la industria de los medios» y también que llegó la transformación hacia un modelo de gestión simplificada que permita alcanzar los objetivos. Traducido: nos hablan de una crisis eterna, cuyo relato -palabra tan de moda- ya conocemos a la perfección por años de lidiar con la avaricia patronal. Cada vez que te juntás con ellos, dan ganas de pelar la billetera y dejarle unos morlacos para que lleguen a fin de mes. La transformación a una gestión simplificada, habla de que cada compañera o compañero que esté bajo sus órdenes, hará cada vez más tareas, suplantando a quienes quedaron afuera. Todo por la misma guita. Si antes cronicaba, o redactaba, pronto estará sacando fotografías, filmando videos, o editando ese material, quizás también lo suba a las redes sociales y antes de irse pasará la escoba y repasará el baño. Hay que asegurar el cumplimiento de los objetivos. Así, dicen, fortalecen los cimientos y aseguran un futuro próspero. ¡¡Para ellos!! Hasta acá el contexto, nada más que el contexto. De ahora en adelante datos.”

En la siguiente parte, ya Colombo introduce con énfasis la argumentación sostenida en los siguientes datos: “a través de la Resolución 10/2023, la Subsecretaría de Medios de la Provincia de Río Negro, le otorgó a la firma Editorial Río Negro S.A., 15,5 millones de pesos en concepto de publicidad institucional por el período marzo. Pero más que interesante, la cosa se pone jugosa al ver la Resolución 12/2023, del mismo día 24 de febrero, en la que el mismo estamento le entregó a la misma empresa, 6 millones por el mismo concepto, pero para el mes de febrero y exclusivamente en el suplemento ‘Yo Siento’. Las cifras señaladas revelan una habilidad notable para negociar ya que a través de la resolución 5/2023 y 1/2023, le habían pagado apenas 7,5 millones para el diario y otros 2 millones por el ‘Yo Corro’, durante el mes de enero. Más atrás en el tiempo encontramos la Resolución 56/2022 por 7,5 millones, la 53 por un poco menos, la 51, la 48, la 43, la 42, la 40, la 37, la 30 y así con la misma periodicidad hacia atrás en el tiempo. Todas por cifras millonarias. La cosa cambia según el prisma en que se la mire, alguno dirá que es mucha guita, otros dirán que no es nada. Me parece sano hacer este ejercicio: ¿cuántos sueldos básicos pagaba en su empresa según las escalas salariales vigentes?».

Capturas de algunas de las cifras millonarias que ingresó al grupo dueño del diario Río Negro.

Ante esa pregunta, el dirigente se contesta y esclarece: “mirá: las tareas de los trabajadores de la prensa gráfica se dividen en áreas de redacción, administrativas, técnica, servicios generales y expedición, pero los salarios son similares. Podría decirse que la mitad de la escala, para todas las ramas del personal de prensa, encajaría en el salario básico de la categoría Redactor, fijado por estos meses en 108.897 pesos. Para lo que transcurrió del mes de febrero de 2023 el diario Río Negro recibió 21,5 millones de pesos de parte de la provincia de Río Negro, por lo que si esa cifra la divido por los 108.897 pesos, me da que pudo haber pagado salarios básicos de 197,4 empleados de mitad de escala. De nuevo, contando uno solo (¡uno solo!) de los auspiciantes: 197,4 salarios básicos de mitad de escala. Pero elige en el mismo mes, y dos días después de recibir el dinero, desprenderse del 10% de su nómina. Y ojo que por acá hay otros gobiernos provinciales, legislaturas y una laaaaarga lista gobernantes municipales y concejos deliberantes a los que les encanta aparecer lindos y sonrientes en las fotografías y bien tratados en las noticias. Para eso pagan millones.”

Ante este panorama, les trabajadores seguirán en pie de lucha en contra de los despidos y la precarización laboral “con la excusa del desafío del periodismo digital, por salarios dignos en prensa, en cualquier plataforma de comunicación”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *