#SeguimosenCampaña es el lema que impulsa la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto para manifestar que la implementación sigue encontrando obstáculos, barreras políticas, objetores, sigue habiendo presas por abortos y eventos obstétricos y se sigue criminalizando a quienes garantizan la IVE y la ILE. En el caso de La Plata, el correcto funcionamiento de la Consejería de Salud Sexual y Reproductiva fue interrumpido por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Sobre esta y otras situaciones se expidió la Campaña Nacional por el derecho al Aborto de La Plata que expuso su preocupación a que formen parte de una política de recorte presupuestario de la UNLP donde la variable de ajuste sean los derechos de les estudiantes. Es por esto que desde Campaña y todas las agrupaciones y otras organizaciones convocan a una acción el lunes 17 a las 11hs en el Rectorado, calle 7 entre 47 y 48. El objetivo es concretar una reunión con la Dirección de Bienestar Estudiantil y realizar un pedido de informe sobre las garantías de acceso a nuestro derecho al aborto como estudiantes de la UNLP.

A raíz de que el 24 de Enero de 2021 entró en vigencia en todo el territorio nacional la Ley Nº 27.610 de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la Dirección de Bienestar Estudiantil de la UNLP se creó la Consejería para implementar el servicio de acceso al aborto, que consta de una ecografía pre-aborto, el acompañamiento, la medicación y una ecografía post-aborto. Como indica el comunicado, todo esto de manera gratuita para cualquier estudiante de la UNLP hasta que se decidió recortarlo.

«A efectos prácticos la UNLP no garantiza el derecho al aborto», denuncia la Campaña y puntualizan que «en las últimas semanas nos hemos enterado que desde la gestión de esta secretaría se dio la orden de quitar la ecografía postaborto, que es fundamental para asegurar la eficacia del procedimiento«. 

Además detallan otras situaciones que ponen de manifiesto el desfinanciamiento para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de les estudiantes. «Cabe destacar que la UNLP posee un ecógrafo propio que está fuera de servicio y no se está considerando el arreglo del mismo. Al día de hoy no se puede acceder a un turno por formulario virtual y si se solicita por redes te mandan al servicio de salud de la provincia sin hacer la correcta derivación, (que es con historia clínica y asegurándote la atención)».

El recorte en el derecho al aborto puede afectar de manera seria al estudiantado de la universidad pública que tiene condiciones socio económicas más delicadas que el o la estudiante local. De más de 100 mil estudiantes que posee la UNLP el 40% provienen del interior de la provincia y un 9 % provienen del resto de las provincias del país.

Al respecto la gacetilla expone: «Sabemos que estas situaciones para las personas que vienen a estudiar a la UNLP son complejas, por lo general no tienen obra social, no conocen los centros de salud ni cómo funciona el servicio de salud provincial; a esto se suma el colapso que existen en los hospitales provinciales ya que el presupuesto y la cantidad de profesionales que se dedican a este servicio no aumentó a pesar de haberse aprobado la ley ya hace más de dos años»

A su vez señalan que en la misma sintonía, hace más de un año que no hay avance del proyecto que la Facultad de Ciencias Exactas y el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires anunciaron sobre investigación y producción de mifepristona, droga que es recomendada por la OMS para reducir el dolor y aumentar la eficacia de la práctica médica con misoprostol de interrupción.

Fuente: ANRed

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *